COMO CUIDAR BIEN NUESTRO PIANO

El piano es un instrumento robusto a la vez que delicado. Si se cuida adecuadamente se puede alargar décadas su vida útil.

 

Buscar una buena situación

Al estar compuesto en su mayor parte de madera, es muy importante encontrar un lugar de la casa adecuado. Los cambios de temperatura y de humedad bruscos no le harán ningún favor. Debería mantenerse a una temperatura en torno a los 20 grados y una humedad al rededor del 50%.

Evitar el daño por agentes externos

La luz directa del sol podría arruinar el acabado e, incluso, deformar la madera. Tampoco es buena idea mantener cerca del piano ninguna fuente de calor por los mismos motivos. Cuidado con vasos de agua o cualquier liquido que se acerque al instrumento. un pequeño accidente y podría provocarse un severo daño (oxidación de las piezas de metal, dilatación o putrefacción de los fieltros y la madera, etc).

Mantenerlo limpio y usarlo con frecuencia

El ácido sudor humano y el polvo provocarán daños en el barniz si dejamos que se acumulen. ¡Ojo! No usar productos químicos abrasivos ni demasiada agua. El remedio sería peor que la enfermedad. Una gasa y un paño un poco húmedo serán tus mejores opciones. Teniendo un piano de cola puede venir muy bien un plumero suave para el interior. También es importante tocarlo con cierta frecuencia. La maquinaria esta diseñada para usarse y si se dejara abandonada comenzaría a deteriorarse.

Afinar, regular y procurar un optimo mantenimiento periódicamente

Es sumamente importante mantener una buena afinación en un piano. En caso contrario, debido al desajuste de las tensiones de las centenas de cuerdas se podría deformar severamente el arpa y el clavijero. Si el piano tiene un uso intensivo, se debería afinar unas 3 o incluso 4 veces al año. Si su uso es más ocasional, con 1 ó 2 bastaría. En ningún caso debería pasar más de un año entre afinación y afinación.

Al mismo tiempo, es necesario calibrarlo y reparar los desperfectos según vayan apareciendo para evitar mayores averías provocadas por las primeras. Es muy recomendable, en pianos que se usen a menudo, una regulación pormenorizada de toda la maquina cada 3 años aproximadamente. Esto asegura un perfecto funcionamiento del piano en su conjunto.

 

 © 2014, Daniel Maqueda, todos los derechos reservados | Diseño: Jyuste[design&coding]